Depilación con hilo (roscado)

De los métodos de depilación existentes ninguno es tan antiguo como el sistema de roscado o de depilación con hilo. Este método se emplea desde tiempos inmemoriales en la India y en el Medio Oriente aunque su origen estaría en Turquía. El roscado consiste en el uso de finos hilos de algodón que se cruzan sobre cada uno de los pelos no deseados para ser posteriormente removidos. Básicamente, el funcionamiento de este sistema de depilación es que el especialista coge un hilo de algodón entre sus dientes y su mano izquierda. La parte del medio del hilo la toma entre los dedos índice y corazón de su mano derecha, y este hilo que tiene entre los dedos lo usa para coger los pelos que desea extraer de la piel. Este sistema cuenta con un alto índice de eficacia para la remoción de vello indeseado en el rostro (cejas, labio superior, mentón y mejillas, especialmente). También puede ser utilizado para la eliminación de vello de las piernas.

Durante las últimas décadas su popularidad ha ido en aumento y en muchas ciudades occidentales ya forma parte de la oferta de los salones de belleza más prestigiosos. Una de las razones que explican su éxito como sistema depilatorio es que no daña la piel y no trae aparejados riesgos de pelos encarnados. De hecho, muchas cosmetólogas afirman que el roscado es uno de los métodos depilatorios para cejas más seguros y efectivos que existen.

Una de las mayores ventajas del roscado es que no resulta doloroso (siempre y cuando lo realice una persona experimentada), es muy accesible y no lleva demasiado tiempo (la depilación de las cejas con roscado puede hacerse en solo 15 minutos). Entre las desventajas hay que considerar el hecho de que puede llegar a ser muy difícil dar con un profesional perfectamente capacitado para esta tarea. Recuerda que la depilación con hilo es casi un arte, y que a una persona le puede llevar meses hasta que consigue dominar esta técnica. Si una persona sin experiencia practica este método, puede llegar a ser muy doloroso. Además, si no contamos con un especialista idóneo, existen riesgos de infecciones bacteriales o foliculitis. Otra de sus desventajas es que solo funciona bien sobre las superficies planas. La depilación con hilo es difícil de llevar a la práctica en aquellas partes del cuerpo que no son planas, como las líneas del bikini y las rodillas. Aquellos que sufren acné, deberían evitar la depilación con hilo porque podría provocar la erupción de acné severo.