Depilación de cejas

Casi todas las mujeres emplean distintas técnicas de depilación para dar a sus cejas la forma deseada. En esta zona del rostro, solo se elimina una parte de los pelos para dar una forma específica a las cejas. Por otra parte y en casi todos los casos, no hay una gran cantidad de pelos a extraer, por lo que se pueden utilizar aquellas técnicas que retiran cada pelo por separado.

El objetivo de la depilación de las cejas será obtener un arco con la forma deseada. Lograr la forma ideal puede resultar una tarea difícil, ya que al tratarse de una zona tan pequeña es fácil que queden espacios de piel sin pelo o que al quitar uno por accidente tengamos que quitar los que están a su alrededor.

La forma del arco de las cejas tendrá su origen en el lagrimal. A partir de allí se delineará una pequeña curva que tendrá su punto máximo sobre el iris, para terminar cerca de las pestañas. La pronunciación de cada arco variará en cada persona, pero al menos debe haber un pequeño arco. Una vez que las cejas tengan la forma deseada se les puede aplicar una pequeña cantidad de gel para pestañas o gel para el pelo para resaltar su terminación.

Métodos recomendados para la depilación de cejas

  • Pinzas de depilar: Este es uno de los métodos más utilizados para la depilación de cejas. También es el más práctico y económico. La depilación de las cejas con pinzas de depilar resulta ideal porque no hay una gran cantidad de pelos a extraer. Simplemente se trata de delinear las cejas de la forma deseada. Algunos especialistas recomiendan quitar solo los pelos de la parte inferior de las cejas, sin extraer los de los bordes superiores.
  • Cera depilatoria: La depilación de las cejas con cera es un sistema rápido y efectivo para deshacernos de los pelos indeseados en esa zona del rostro. Antes de aplicar la cera puede resultar útil delinear con un lápiz especial la forma que le daremos a cada ceja. Vale destacar que este sistema no resulta conveniente para mujeres de piel muy sensible.
  • Electrólisis: Con su alto índice de efectividad, la depilación por electrólisis resulta ideal para delinear las cejas y darles su forma definitiva. Cuenta con una enorme ventaja sobre el láser, dado que es un método libre de riesgos para los ojos. Se trata de un método de depilación definitivo.
  • Roscado: Se trata de una técnica muy antigua que tiene un origen indio. Por medio del uso de un dispositivo especial el pelo es atrapado desde su raíz y extraído en toda su extensión. Uno de los inconvenientes del roscado es que puede resultar un poco doloroso. La duración aproximada de la depilación con esta técnica es de una semana.

Métodos no recomendados para la depilación de cejas

  • Cremas depilatorias: Las cremas depilatorias están formuladas con compuestos alcalinos que destruyen por completo las proteínas de los pelos. Estos productos no pueden ser utilizados en las cejas (como tampoco en la región púbica). Algunas de las consecuencias indeseadas que pueden traer son picazón, piel reseca y pelos encarnados.
  • Depilación láser: La depilación láser puede ser aplicada en casi cualquier zona del cuerpo. Los contornos de los ojos, sin embargo, son zonas de riesgo para este tipo de método, por su cercanía a los ojos. Si bien en un tratamiento de depilación láser se protege al paciente con gafas especiales, existe un pequeño riesgo de que el láser entre en contacto con los ojos si se depilan las cejas.