Depilación brasileña

La depilación brasileña es un sistema de depilación íntima introducido por siete hermanas brasileras en el año 1987 en Nueva York. La característica particular de este método depilatorio es que elimina el vello de la zona íntima dejando únicamente una pequeña porción de pelo en la parte frontal del pubis femenino. Se trata de una variante de la depilación íntima en la que se pueden incorporar diseños especiales o simplemente en forma de letra uve.

Esta técnica solo puede ser aplicada por personal capacitado en salones de belleza (no es un método que se debería de realizar nunca en el hogar). Las mujeres que deseen utilizar este sistema depilatorio deben saber que existen una serie de recomendaciones antes de tener una sesión de depilación brasileña. En primer lugar, la longitud del vello a depilar debe ser de un mínimo de medio centímetro. Dado que en este sistema se utiliza cera caliente y considerando que la piel de la zona púbica es muy sensible, los mejores profesionales harán su trabajo de manera veloz para minimizar el dolor de las mujeres que se sometan a este método.

La depilación brasileña, por lo general, incluye la remoción de vello en la zona de las nalgas y en los alrededores del pubis. En caso de no poder quitar todo el pelo con cera depilatoria, se completará el trabajo con pinzas de depilar.

La duración de la depilación brasileña oscila entre 3 y 6 semanas. Una de las desventajas que presenta en algunos casos es la aparición de pelos encarnados, debido al crecimiento inverso de algunos pelos que no fueron eliminados por completo.